UNA FAMILIA CON ESPÍRITU ACERERO

Una pasión por los colores oro y negro de los Acereros, es la que vive la familia que encabezan Jorge Rodríguez Aldaco y su esposa Silvia Aguillón Medrano.

Una familia con espirítu acerero, así la describe Jorge, el jefe de la familia y presidente del Club Acereros de Saltillo, quien hace algunos años se dio a la tarea de revivir este club que hizo historia en el futbol americano de Saltillo.

La labor no ha sido fácil para Jorge, pero con el gran apoyo de su familia y luego de más personas que se han ido incorporando y creyendo en la filosofía del Club, Acereros es hoy toda una realidad y un club que van en ascenso en la AFAIS.

Daniela, Emiliano, Sebastián y Jorge (los hijos) llevan bien puesto el jersey de los Steelers, cada uno realiza una función dentro del club. Emiliano y Sebastián como couchitos, Daniela de apoyo en actividades al interior y Jorge como jugador de Hormigas.

Jorge Rodríguez Aldaco, su esposa Silvia Aguillón y todos sus hijos viven con intensidad el futbol americano.

Jorge Rodríguez Aldaco, su esposa Silvia Aguillón y todos sus hijos viven con intensidad el futbol americano.

Jorge agradece el apoyo que tiene de sus seres queridos para poder cumplir con la función de presidente, pero también se ha dado cuenta que el club le ha ayudado a fortalecer los lazos de unión con su familia.

“Como familia nos ha fortalecido, somos más unidos, mi relación con mi esposa y mis hijos ha mejorado, es ahora más estrecha, todos estamos muy involucrados con el equipo”, expresó el directivo.

Comentó que su idea de resurgir a los Acereros fue porque él fue jugador de este club en los ochenta. Pero fue en el año del 2013 cuando Acereros resurgió y se integró nuevamente a la AFAIS.

“Comenzamos con todos nuestros jugadores novatos, la AFAIS no nos permitió tener niños que vinieran de otros clubes. Pero esto es ahora un orgullo,  porque todos nuestros jugadores son hechos en Acereros”, agregó.

En la temporada del 2015 comenzaron a llegar los frutos, al calificar en Ardillas y luego en la Temporada Prejuvenil en Peewee. En la actual campaña 2016 practicamente ha asegurado a tres de sus equipos en la Postemporada.

El directivo relevó que el club le ha dado grandes satisfacciones, ya que han tenido niños con autismo, epilepsia, que para ellos jugar este deporte es una terapia.

“También hemos visto como han llegado matrimonios a punto de divorciarse o separados y al final de la temporada, luego de venir y apoyar a su hijo en los juego, se han reconciliado”, citó.

“Nuestro plan es formar jugadores”, expresó, asegurando que para ello cuentan con un buen staff de entrenadores.

Nota escrita por David Rodríguez

SÍGUENOS EN  FACEBOOK

Entra a la página de Facebook de Triunfo Deportivo Saltillo y dale Like.

Mantente al tanto de la información deportiva de Saltillo.

facebook

like

 

 

 

Te puede interesar