Una QB Universitaria de talla internacional

Hace 3 años, un día como hoy, la saltillense Erika Vélez Ramírez se encontraba en Walldorf, Alemania, lista para jugar el Big Bowl con la Selección de México de Futbol Bandera, una de las más gratas experiencias que tiene como deportista.

Para Erika esta participación sigue presente en su memoria como un gran recuerdo y una vivencia muy especial, la cual compartió con su hermana Kathya, también integrante de esa selección. Fue jugando para la Lobas de la UAdeC en el Nacional de Texcoco, donde fue observada por los visores de la Selección Mexicana e invitada a jugar con el Tricolor.

En este torneo de talla internacional, México finalizó en la segunda posición.

Erika Vélez (der.) y su hermana tienen el orgullo de haber representado a México en un torneo internacional en Alemania.

En ese momentos, Erika Vélez Ramírez era estudiante de primer grado en el Ateneo Fuente, institución a la que también representó con importantes logros.

Con las Daneses fue Pentacampeona, además consiguió dos bicampeonatos en la Liga de la UAdeC llegando a ser la MVP y líder en estadísticas individuales. Su posición ha sido de quarterback.

Erika Vélez Ramirez, destacada jugadora de Danesas y Lobas.

“He tenido dos experiencias muy padres como deportista, una fue en el torneo Nacional de Zapopan 2017 cuando quedamos campeonas invictas, y otra fue en el torneo internacional en Walldorf, Alemania”, expresó la jugadora.

Comentó que como ateneísta, una participación que recuerda fue en el Torneo de Zacatecas 2019, al que llegaron invictas hasta la final con un equipo novato.

“Lo mejor de representar a Danesas del Ateneo Fuente ha sido que a lo largo de mi camino como jugadora he estado compartiendo experiencias del tocho con jugadoras que dan todo de si mismas, y que sin ellas no somos equipo, sin dejar de mencionar a los coaches que dignamente nos preparan a pasos forzados día con día”, citó.

Erika reciendo un trofeo en una de las premiaciones de la UAdeC.

Un lugar especial ocupan sus entrenadores, a quienes tiene mucho que agradecer. Los couchs Daniel Alcazar, Sergio Vélez, Iván Carrete y Rodrigo.

Erika también es árbitro de este deporte y futbol americano desde hace 4 años, actividad que también la agrada mucho realizar.

“Lo más difícil de arbitrear ha sido que al empezar a pitar tengo que dejar mis problemas afuera, enfocarme en el juego y un sinnúmero de situaciones inesperadas de juego”, externó.

El arbitraje es otra de sus pasiones,

Dijo que lo mejor de ser árbitro ha sido el escuchar opiniones positivas de mi desempeño, ser respetada y valorada por los coaches de los equipos.

Por lo pronto y mientras se reanuda la actividad deportiva a causa del coronavirus, Erika se mantiene ejercitando en casa y adicionalmente se prepara vía online con grandes expertos de la NFL, NCAA, con Gaby Martínez y Mario Matos, a quienes agradece por ser parte de su aprendizaje como árbitro.

(Nota escrita por David Rodríguez)